MIENTRAS LEE ESTA PAGINA, ESCUCHE ESTE VIDEO
 
     LA NOCHE SOBRE EL MAR

  
VENIR A PINAMAR ES, PARA ALGUNOS RECUPERAR LA INFANCIA Y LA ADOLESCENCIA Y, EN ESPECIAL, EL OCEANO, SIEMPRE IGUAL A SI MISMO.
VER EL MAR EN LAS NOCHES DE VERANO, IMPREDECIBLES, Y GOZAR DEL RUMOR DE LAS OLAS EN SILENCIO, LOS TRAZOS DE LA ESPUMA BAJO LA LUNA Y EL MAR ENFURECIDO BAJO LA TORMENTA.

ES AHI DONDE UNO SE SIENTE UN GRANITO DE ARENA FRENTE A LA MAGNIFICENCIA DE LO CREADO, A LA GRANDIOSIDAD DE DIOS. EN LA NOCHE TOTAL, SIN LUNA NI ESTRELLAS, NO SE VE, POR MAS QUE SE LO BUSQUE, EL LIMITE QUE SEPARA EL MAR DE LA TIERRA Y DEL CIELO. SOLO SE INTUYE LA SOLEDAD ABIERTA Y VACIA, SIN EMBARGO, SE VEN LOS TRAZOS BLANCOS QUE DEJA LA ESPUMA UNA Y OTRA VEZ ACOMPAÑANDO EL RUMOR DE LA INMENSIDAD PRESENTIDA COMO UNA MUSICA CON UNA UNICA MELODIA, SIEMPRE IGUAL A SI MISMA.

EL AIRE FRESCO Y SALINO TRAE A LOS LABIOS UN GUSTO CONOCIDO DESDE ANTIGUO. EL OCEANO OCULTO ENVIA SUS SEÑALES. LA LUNA LLENA DESCUBRE EL SORTILEGIO DEL CAMINO DE PLATAQUE SE ONDULA AL COMPAS DEL FLUIR DE LAS OLAS.

ES UN CAMINO QUE ILUMINA EL OCEANO, LA PLAYA, LA PAREJA QUE CAMINA, ABRAZADA, DESCUBRIENDO SU PROPIO MUNDO. Y EL DESEO QUE LOS UNE , BAJO EL HAZ DE LUZ, SE AGIGANTA Y ESA NOCHE SUBSISTIRA EN  EL RECUERDO MAS ALLA DE LA AGONIA DEL AMOR.

LA LUZ DIBUJA CON DELICADEZA EL CONTORNO DE LAS SILLAS QUE ABANDONARON LOS AMANTES -UNICO TESTIMONIO DE SU PASO POR LA ARENA DE LA ORILLA-. LA LUZ TITILA EN LOS CHARCOS QUE DEJARON SUS HUELLAS APENAS UN INSTANTE ANTES DE SER BORRADAS POR EL AGUA, QUE RELUMBRA ACA Y ALLA. SALPICADAS DE LUZ, LAS SOMBRAS DE LAS CARPAS SE ALARGAN UNAS SOBRE OTRA, LA LINEA DE LAS ROMPIENTES PARECE MENOS BLANCA Y EL EFIMERO ESPLANDOR TIENE, SIN EMBARGO, LA SOLIDEZ DE LA ETERNIDAD.

AL RUIDO DEL TRUENO, LE SUCEDE, ALGO DISTANCIADO EN EL TIEMPO, EL RELAMPAGO QUE MUESTRA UN AGLOMERADO DE NUBES VIOLETAS, AMARILLAS Y VERDOSAS QUE EN SUS CAVERNAS SOMBRIAS PARECEN ENCERRAR LA VIOLENCIA DE UN INFIERNO DESCONOCIDO.

EL VIENTO AVANZA SOBRE LAS OLAS EMBRAVECIDAS CON UN FUROR QUE ARRASTRA LAS HASTA AYER COLORIDAS Y CUIDADAS CONSTRUCCIONES DE LAS PLAYAS, SUBE POR LAS PAREDES DE LAS ROCAS, SOCAVA, TRITURA, DESTRUYE ,INVADE E INUNDA. Y LA TIERRA AGONIZA ANTE EL FUROR DE LAS OLAS GIGANTESCAS E INCONTROLABLES.

LOS TRUENOS MARCAN EL COMPAS DEL FUEGO QUE AVANZA DESDE EL OCEANO Y LOS SERES SE ARRINCONAN EN LA ESQUINA DE SU DESGRACIA, INERMES. LA TEMPESTAD DEJA VISLUMBRAR EL PODER, LA MAGNIFICIENCIA DEL HACEDOR, PRESENTE EN  TODAS LAS COSAS, EN NOSOTROS MISMOS QUE FORMAMOS PARTE SUYA Y CAEMOS, DESLUMBRADOS Y MISERABLES AL MISMO TIEMPO, ANTE LA MAJESTUOSIDAD DE LO CREADO, INMODIFICABLE E INACCESIBLE, FUERA DE TIEMPO, EN EL ESPACIO INMUTABLE DEL CREADOR.

              

d.write('')})();